La recuperación permanente ¡comienza hoy!

¿Qué es un centro de rehabilitación de drogas para hombres?

que-es-un-centro-de-rehabilitacion-de-drogas-para-hombres

La adicción no es ni enteramente biológica ni enteramente social. Pero está comprobado que esta afecta de diferentes maneras a hombres y a mujeres.

De hecho, los estudios realizados durante los últimos 20 años demuestran diferencias específicas en la forma en la que se forman los cerebros de los hombres y de las mujeres, lo que explica en parte sus diferentes experiencias y la forma en que reaccionan cuando se someten a un tratamiento para superar un problema de abuso de sustancias.

Sobre esta base, muchas clínicas de rehabilitación en México ahora incluyen tratamientos específicos para cada uno.

¿Cómo es el tratamiento específico para hombres?

Un centro de rehabilitación de drogas para hombres está dirigido a alguien que nació varón y actualmente se presenta como hombre y está diseñado para abordar los problemas más comunes que enfrentan los hombres en sus experiencias con la adicción.

Recordemos. Estadísticamente hablando:

  • La adicción ocurre con más frecuencia en los hombres.
  • La adicción mata a más hombres que mujeres.
  • Los hombres exhiben tasas más altas de desarrollo de trastorno de personalidad antisocial cuando son adictos.
  • Los hombres son más propensos a abusar de múltiples drogas que las mujeres.

Un centro de rehabilitación para hombres también busca abordar los complejos aspectos sociales de la adicción masculina.

Muchos hombres pueden sentir que son débiles o fracasados ​​al aceptar ingresar a rehabilitación. Este tipo de actitud retrasa el progreso y, en última instancia, puede conducir al abandono del programa y la recaída .

Por eso, estos planes de tratamiento están diseñados para ayudar a cambiar la opinión de las personas sobre su adicción y su tratamiento.

Razones para buscar un tratamiento específico para hombres

A menudo, los hombres se ven obligados a acudir a una clínica de rehabilitación de adicciones por motivos diferentes a los de las mujeres.

En la mayoría de los casos, el deseo de parecer fuertes e independientes hace que los hombres traten de lidiar solos con sus problemas de consumo de sustancias. Estos intentos de “aguantar” permiten que una adicción empeore hasta que la salud se ve seriamente afectada.

En situaciones emocionalmente cargadas como la rehabilitación, los hombres pueden desarrollar rivalidades o disgustos entre ellos. Por eso, los programas que hacen un esfuerzo concertado para fomentar un sentido de camaradería entre los hombres en lugar de permitir que se formen sentimientos negativos funcionan mejor a largo plazo.

Si se ejecuta de manera productiva, la investigación muestra que este tipo de abordaje beneficia más a los hombres que a las mujeres porque los hombres tienden a beber en grupo con más frecuencia.

Si bien un centro de rehabilitación de drogas mixto ayuda a las personas a superar la adicción, los expertos insisten en que este sistema expone a las personas a dificultades que podrían evitarse en la terapia de un solo género.

Por ejemplo, los problemas de negarse a compartir su experiencia para evitar sentir vergüenza frente a las mujeres, no existiría en un programa de tratamiento específico para hombres.

Como mínimo, les da a los pacientes la garantía de que tienen algo en común además del hecho de que todos necesitan terapia.