ya-conoces-el-instituto-nacional-de-rehabilitacion

¿Ya conoces el Instituto Nacional de Rehabilitación?

¿Habías escuchado hablar en alguna ocasión del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR)? ¿No? No te preocupes, eso es normal, ya que en realidad se trata de un organismo relativamente nuevo, pues su denominación como “Instituto Nacional” la obtuvo hace apenas unos cuantos años, el 23 de junio de 2005 para ser precisos, ya que anteriormente era conocido como Centro Nacional de Rehabilitación.

El INR, es una institución única en su género no sólo en México, sino en toda América Latina, la cual busca terminar con el índice de discapacidad generado, en una importante proporción, por los propios servicios actuales de atención médica, los cuales en vez de ofrecer una ayuda terminan por reducir la letalidad a expensas de dejar secuelas discapacitantes.

el-inr-busca-formar-y-capacitar-recursos-humanosLa misión de este Instituto consiste en apoyar al Sistema Nacional de Salud para que, por un lado, sea posible impulsar acciones de prevención de la discapacidad, y al mismo tiempo que se busca mejorar la atención a las personas que ya cuentan con algún tipo de discapacidad.

Así mismo, el INR busca formar y capacitar recursos humanos para llevar a cabo la rehabilitación de los pacientes de la mejor manera posible, utilizando para ello los más nuevos avances científicos y tecnología de punta. Desarrollar la investigación científica que permita contar con un conocimiento más preciso de los fenómenos epidemiológicos de la discapacidad, es también parte de la misión del instituto.

Partiendo de lo anterior, la visión del Instituto Nacional de Rehabilitación es convertirse en una institución líder en los campos de la prevención y rehabilitación de distintas discapacidades. Así mismo, busca ser la institución médica de más prestigio en su campo en todo el país, y de paso convertirse en una de las instituciones médicas más altamente calificadas (y certificadas) no sólo en México, sino en el mundo entero.

Entradas Similares

Diciembre 26, 2016

Trastornos duales

Ingresar un Comentario