La recuperación permanente ¡comienza hoy!

Centro de rehabilitación para mujeres en Rosarito, ventajas

El camino para salir de las drogas y lograr la sobriedad a largo plazo puede estar lleno de obstáculos, incertidumbre y dudas; en especial para las mujeres.

A pesar de lo que comúnmente se cree, no todas las clínicas de rehabilitación en México son iguales. Las mujeres tienen necesidades únicas que tal vez no se aborden por completo en centro de rehabilitación de drogas mixto.

Los lugares especializados para mujeres brindan los programas y el apoyo necesarios para ayudarlas a romper el ciclo de la adicción de una vez por todas y reintegrarse a su vida normal.

Si conoces a alguien que está luchando contra la adicción, este artículo te será de mucha utilidad. A continuación te contamos los 4 beneficios principales que puede ofrecerte un centro de rehabilitación para mujeres en Rosarito.

  1. Seguridad y protección
    Un gran beneficio de los programas de rehabilitación para mujeres es que las pacientes sienten una fuerte sensación de seguridad y protección.

    Muchas de ellas se volvieron adictas a las drogas por abuso sexual, agresión o violencia doméstica; y un centro donde hay únicamente mujeres puede ayudarlas a dejar atrás sus miedos y compartir sus historias con las demás.

    Como resultado, las mujeres adquieren una sensación de empoderamiento y se sienten con mayor confianza para comenzar su proceso de recuperación.
  2. Crean un entorno positivo
    Al confrontar las causas profundas del abuso de sustancias, las mujeres son más sensibles al tratar esos problemas en comparación con los hombres. Mientras que los hombres se vuelven más defensivos cuando se enfrentan a las emociones de los demás, las mujeres son más aptas para calmar y estar atentas a las necesidades de otras.

    En comparación con los hombres, las mujeres no se sienten competitivas ni muestran un fuerte sentido del ego. Más bien, se ayudan entre sí y creen un fuerte sentido de comunidad que las ayuda a salir adelante juntas.
  3. Se aborda los problemas únicos que enfrentan las mujeres
    Las mujeres que ingresan a un tratamiento de drogas se enfrentan a situaciones únicas. Generalmente son consideradas el centro del hogar y son las cuidadoras físicas y emocionales de la familia. Por eso, al entrar en tratamiento, pueden sentir una culpa tremenda por abandonar a sus seres queridos.

    Además, las mujeres pueden enfrentar un gran estigma debido a su decisión de ingresar al tratamiento por encima de atender las necesidades de sus hijos, padres o parejas.

    Pero los centros especializados para mujeres no solo cuentan con programas creados específicamente para manejar los problemas de adicción de la paciente, sino que también cuentan con recursos para ayudar a toda la familia, y especialmente a los hijos, a sentirse más tranquilos durante todo el proceso.
  4. Enfoque multidisciplinario
    Para abordar las necesidades especiales de las mujeres en tratamiento, los programas de rehabilitación adoptan un enfoque multidisciplinario muy útil. Por ejemplo:
    • Asesoramiento individual y grupal.
    • Terapias efectivas como la Terapia Cognitiva Conductual (CBT) y la Terapia Dialéctica Conductual (DBT) que ayudan a las mujeres a identificar conductas desadaptativas y reemplazarlas por conductas productivas y positivas.
    • Tratamiento de diagnóstico dual que aborda los trastornos mentales concurrentes, como la depresión y la ansiedad, que a menudo son causas reales de la adicción a las drogas y el alcohol.
    • Opciones de tratamiento holístico, como terapia en la naturaleza, terapia artística y otras actividades.
    • Programas de cuidados posteriores que ayudan a las mujeres en recuperación a sobrellevar y manejar su recuperación a largo plazo.

Además de los beneficios mencionados anteriormente, las mujeres que ingresan a una clínica de rehabilitación de adicciones específica de género también pueden recibir atención personalizada y humana de especialistas.

Por ejemplo, un grupo de profesionales experimentados suele realizar una evaluación física y psicológica completa al comienzo del tratamiento.

A partir de esta, el personal puede crear un programa integral de tratamiento de drogas personalizado que aborde las necesidades únicas y específicas de cada cliente.

Si estás buscando un centro de rehabilitación para mujeres en Rosarito que sea eficaz y confiable, en Di no a las drogas podemos brindarte toda la información que necesitas para que encuentres el lugar ideal para situación en particular.

Repercusiones tu vida y tu tranquilidad hoy. Nosotros tenemos contenido de ayuda.