dinoalasdrogas-logo

La recuperación permanente ¡comienza hoy!

que-hacer-cuando-un-adicto-no-se-quiere-internar-7-pasos-di-no-a-las-drogas-mexico

¿Qué hacer cuando un adicto no se quiere internar? 7 pasos

Cuando nos enfrentamos al difícil escenario de tener a un ser querido que lucha contra la adicción, puede ser desalentador que esa persona se niegue a recibir tratamiento en una clínica de rehabilitación de adicciones.

Y es que, estando del otro lado de la situación y entendiendo que estos centros pueden ser la clave para salvar su vida y lograr la recuperación, no logramos entender por qué el rechazo.

Sin embargo, es importante recordar que cada individuo tiene su propio proceso y forma de aceptar la ayuda. Por lo tanto, ¡paciencia! Hay algunas técnicas efectivas que puedes poner en práctica. Sigue leyendo y descubre qué hacer cuando un adicto no se quiere internar.

dificil-escenario-de-tener-a-un-ser-querido-que-lucha-contra-la-adiccion-di-no-a-las-drogas-mexico

7 pasos para comenzar

  1. Fomentar la comunicación abierta. Es fundamental establecer una comunicación abierta y sincera con el adicto. Escucha sus preocupaciones, miedos y razones por las cuales no quiere internarse. Demuéstrale tu apoyo incondicional y hazle saber que estás ahí para ayudarlo.
  2. Proporcionar información educativa. Existen muchos mitos y tabúes negativos en torno a los centros de rehabilitación. Por lo tanto, es importante brindarle a esa persona información educativa sobre los efectos y las consecuencias de la adicción, así los beneficios del tratamiento en un centro de rehabilitación, como la posibilidad de recuperar su salud, recuperar relaciones y construir un futuro mejor.
  3. Mostrar ejemplos de éxito. Comparte historias y testimonios de personas que han superado la adicción y han experimentado cambios positivos en sus vidas después de buscar tratamiento. Esto puede ayudar a generar esperanza y motivación a ese ser querido a aceptar la ayuda.
  4. Explorar alternativas de tratamiento. Siempre es alentador explorar todas las opciones de tratamiento disponibles y darle a esa persona la posibilidad de decidir. Existen programas ambulatorios, terapias individuales y grupales, y enfoques personalizados que pueden adaptarse a las necesidades específicas del adicto.
  5. Involucrar a la familia y seres queridos. La adicción es una enfermedad que afecta a todo el sistema familiar. Por lo que involucrar a la familia y a los seres queridos en el proceso de apoyo y recuperación puede tener un impacto significativo. Organiza intervenciones familiares o busca la ayuda de terapeutas especializados en adicciones y terapia familiar para facilitar la comunicación.
  6. Buscar ayuda profesional: Si dentro del hogar han decidido que una clínica de rehabilitación para drogadictos es el mejor camino para ayudar a ese ser querido, es importante buscar ayuda profesional antes de hablar con la persona adicta. Un terapeuta especializado en adicciones puede brindar orientación y estrategias específicas para abordar la resistencia al tratamiento. Recuerda que la paciencia y la persistencia son clave en este proceso.
  7. Mantener una actitud positiva y esperanzadora. Aunque pueda resultar frustrante, es esencial mantener una actitud positiva y esperanzadora. No te desanimes ni pierdas la fe si pasan los días o las semanas sin lograr un avance. Lo importante es seguir demostrando tu apoyo y recordando a ese amigo o familiar que siempre hay una oportunidad para el cambio y la recuperación.

Ahora ya sabes qué hacer cuando un adicto no se quiere internar. Ante todo, adopta un enfoque positivo y muéstrate tranquilo y abierto al diálogo.

Y si la situación está llegando a límites peligrosos, que comprometan el bienestar del adicto y las personas alrededor, siempre puedes contactar un centro de rehabilitación para solicitar una intervención de emergencia.

Ante todo, la vida. No te desanimes, explora todas las opciones disponibles para ti en nuestra web, como nuestro contenido, Centro de rehabilitación para drogadictos: privado o público o Cómo ayudar a una persona adicta al cristal: mitos y verdades.