dinoalasdrogas-logo

La recuperación permanente ¡comienza hoy!

5-puntos-que-nos-dicen-como-es-el-pensamiento-de-un-adicto

5 puntos que nos dicen cómo es el pensamiento de un adicto

Alguna vez te has preguntado ¿cómo es el pensamiento de un adicto? En este artículo te daremos a conocer cómo es el pensamiento de un adicto y cómo puede influir en su comportamiento.

El proceso mental de un adicto

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), un adicto es una persona que tiene una dependencia o hábito a una sustancia o actividad, que puede ser perjudicial para su salud o bienestar. Una manera de ayudar a un adicto, es eligiendo una de las mejores clínicas de rehabilitación en Baja California, para ayudarlo en su proceso.

Una vez que hemos definido qué es un adicto, pasaremos a desglosar cómo es el pensamiento de un adicto, mismo que se divide en las siguientes puntos: 

  • La trampa de la necesidad constante: En la mente de un adicto, la necesidad constante de la sustancia o comportamiento adictivo puede convertirse en una trampa mental. La prioridad de satisfacer esa necesidad puede eclipsar otras preocupaciones, llevando a decisiones impulsivas y a una concentración obsesiva en obtener la próxima dosis.
  • El ciclo de la culpa y la vergüenza: El pensamiento de un adicto a menudo está atrapado en un ciclo de culpa y vergüenza, aunque pueden ser conscientes de los efectos negativos de su adicción, así como su incapacidad para detener el comportamiento refuerza sentimientos de autodesprecio. Este ciclo perpetuo puede contribuir a un deterioro constante de la autoestima.
  • La ilusión del control: Un aspecto intrigante del pensamiento de un adicto es la ilusión del control. Aunque pueden racionalizar sus acciones como decisiones conscientes, la realidad es que la adicción a menudo ejerce un control silencioso sobre la mente, manipulando la percepción de la realidad y haciendo que la idea de “poder parar en cualquier momento” parezca más alcanzable de lo que realmente es.
  • La búsqueda de alivio emocional: Para muchos adictos, la sustancia o comportamiento adictivo se convierte en una vía para lidiar con el dolor emocional. El pensamiento se enfoca en la búsqueda constante de alivio, utilizando la adicción como una forma de escape temporal de las dificultades de la vida. Este patrón de pensamiento puede alimentar el ciclo adictivo.
  • El dilema entre el presente y el futuro: El pensamiento de un adicto a menudo está atrapado entre el deseo inmediato de satisfacer la necesidad y la comprensión a largo plazo de las consecuencias. La lucha interna entre el presente y el futuro crea una tensión mental constante, por ello se vuelve importante acudir a un centro de rehabilitación de drogas mixto para que le brinden el tratamiento adecuado a su grado de adicción.

5 pasos esenciales para ayudar a un adicto

  1. Infórmate sobre la adicción: Es importante entender lo que es la adicción, cómo se desarrolla y cómo se trata. 
  2. Habla con la persona: Hazle saber que estás preocupado por ella y que quieres ayudarla.
  3. Ofrécele tu apoyo: Platica con el adicto y dale a entender en todo momento que estás ahí para apoyarlo en su recuperación.
  4. Ayuda a la persona a buscar ayuda profesional: La adicción es una enfermedad grave que requiere tratamiento profesional. Ayuda a la persona a encontrar un terapeuta o una clínica de rehabilitación para drogadictos que pueda ayudarlo.
  5. Ofrécele tu amor y comprensión: El amor y la comprensión son esenciales para la recuperación de la adicción. Si decides acompañar a esta persona, hazle saber que la amas y que crees en ella.

En conclusión, el pensamiento de un adicto es un laberinto complejo marcado por la necesidad constante, la culpa, la ilusión del control y la búsqueda perpetua de alivio emocional. Si te gustó este artículo, te invitamos a leer otros como ¿Qué hacer cuando un adicto no se quiere internar? y Estos son los efectos de las drogas en el sistema nervioso.