que-es-la-terapia-psicologica-familiar

¿Qué es la Terapia Psicológica Familiar?

La terapia psicológica familiar tiene sus orígenes en el modelo ecosistémico, mismo del cual han surgido teorías como la de la comunicación, la cibernética, etc. Lo particular de este modelo teórico es que entiende al individuo en su entorno inmediato y significativo.

Así, esta terapia entiende que las patologías y problemas del individuo no surgen de forma aislada de su entorno más cercano, en decir, tienen relación directa con la familia y debe ser evaluada y tratada en ese entorno.

Sin embargo, para poder realizar una correcta evaluación de la situación, el terapeuta en cuestión debe seguir la siguiente secuencia de pasos:

  1. Reconstruir el porqué de la consulta al psicólogo. Esta reconstrucción incluye desde la llegada al consultorio e incluso más atrás, esto con el fin de establecer su hipótesis de trabajo y tener un primer acercamiento al estado de las relaciones familiares
  2. Llevar a cabo una entrevista a toda la familia de manera conjunta, prestando especial atención a las interacciones verbales entre sus integrantes, y así poder determinar el tipo de relaciones que existen, al igual que las diferentes expectativas de cada uno de ellos
  3. Realizar una exploración de la historia familiar tratando de recolectar la mayor cantidad de información posible
  4. Verificar que las hipótesis establecidas sean las correctas, o corregirlas en caso de ser necesario, y con base en ellas elaborar el programa de intervención más apropiado

¿Cuándo es recomendable recurrir a la terapia psicológico familiar?

  1. A nivel infantil, en prácticamente cualquier tipo de problema
  2. De igual forma, en prácticamente todo problema presentado en la tercera edad
  3. En casi todas las alteraciones psíquicas del adolescente
  4. En muchas alteraciones psíquicas del adulto
  5. Problemáticas presentadas en la esfera interpersonal del afectado
  6. Trastornos alimenticios
  7. Trastornos que tengan relación con el postparto
  8. Trastornos de personalidad
  9. Adicciones y problemas toxicomanías
  10. Afecciones psicosomáticas

¿Cuándo no es recomendable?

  1. En casos con delirio paranoico grave de parte de algún integrante de la familia
  2. Cuando se tiene un riesgo alto de suicidio, debido a que el afectado ve en la muerte una forma de escapar de la presión de la familia
  3. Cuando el terapeuta no cuente con experiencia necesaria o sea incompetente, pues en estos casos en lugar de beneficiar puede ocasionar graves daños que pueden ser mortales

Reiterando, la terapia psicológica familiar entiende que los problemas de la persona no se generan de manera aislada, sino que lo hace en el seno familiar, cuyas relaciones pueden ser la causa de los problemas  y de igual forma, en ellas puede encontrarse la solución.

Entradas Similares

Diciembre 29, 2016

La Codependencia