Metanfetamina, abuso y adicción

El abuso de la metanfetamina es un problema de salud publica extremadamente serio, tiene un impacto en el ámbito biopsicosocial de quien la consume.

La metanfetamina es un estimulante potencialmente adictivo, pertenece a la categoría II de Schedule, lo cual significa que tiene un alto potencia de ser abusada. La distribución geografía de la metanfetamina es mundial, aunque las zonas urbanas es donde mas se consume. Por lo menos 4,9 millones de personas han probado en alguna ocasión metanfetamina.

La metanfetamina es una droga de origen sintético, se elabora a partir de múltiples sustancias las cuales se venden sin receta medica y se elaboran en laboratorios clandestinos.

La metanfetamina se usa de diversas maneras, la cuales tienen mayor prevalencia según la región que se investigue, las vías de consumo son fumada, aspirada, inyectada e ingerida oralmente. Dependiendo de la vía de administración la respuesta es diferente.

La metanfetamina tiene un mecanismo de acción que interviene en el sistema dopaminergico, en donde aumenta la liberación de dopamina y al mismo tiempo bloquea la reabsorción de dopamina, aumentado la respuesta estimuladora. Tiene acción en las zonas cerebrales que manejan la sensación de bienestar, motivación, traduciéndose en euforia, una sensación de felicidad inmediata extremadamente placentera, la cual por vía fumada tiene un efecto entre 3-5 minutos.

Tiene efectos inmediatos como aumento de la atención y reducción de la fatiga, aumento de la actividad física, apetito, respiración, hipertermia (elevación de la temperatura) y sensación de euforia. Estos efectos pueden permanecer hasta por 12 horas.

Los efectos a largo plazo, la adicción,  búsqueda y uso compulsivo de la droga en donde hay cambios funcionales y moleculares a nivel cerebral. También en usuarios crónicos pueden llegar a presentar un comportamiento violento, ansiedad, confusión, insomnio, psicosis, paranoia, alucinaciones auditivas, delirio y la inducción de pensamientos suicidad/homicidas. Al presentar tolerancia con el uso crónico aumenta el consumo con el fin de mantener o intensificar los efectos. Algunos usuarios llegan a consumir hasta 1 gramo cada 2-3 horas durante varios días seguidos, en donde paran el consumo por que sienten que ya no funcionan correctamente es decir se encuentra muy desorganizado para continuar. Además al momento de suspender la droga vienen los síntomas  de depresión, ansiedad, fatiga, paranoia, agresividad y el deseo intenso por la droga.

Entre las complicaciones por el abuso de metanfetamina se encuentran las de origen cardiovascular, desde flebitis y endocarditis por consumo intravenoso de metanfetamina, arritmia cardiaca, evento vascular cerebral hemorrágico, hipertermia maligna que conduce a convulsiones y daño cerebral irreversible. La formación de abscesos en el sitio de punción en el caso de la administración inyectable así como la infección por VIH, hepatitis B y C por el compartir jeringas entre usuarios.

El tratamiento eficiente para los usuarios de metanfetaminas consiste en el manejo medico de las complicaciones agudas y crónicas físicas y metabólicas, sin embargo las intervenciones en la conducta cognoscitiva para modificar la forma de pensar, la conducta y expectativa del paciente así como aumentar la capacidad para hacerle frente  a los factores estresantes en la vida de cada individuo, estos manejos se hacen  de manera individualizada.

Autor: Dr. Fernando Felix

Entradas Similares

Diciembre 26, 2016

Trastornos duales

3 Comentarios

  1. Necesito encontrar ayuda para mi hijo adicto.

    • Buen dia:

      nuestro telefono es: +52 (664) 630-99-35

      y nuestra direccion: Calle Londres #3551, Sección Costa Azul, Playas de Tijuana, C.P. 22506, Tijuana, B.C. México.

  2. Necesito ayuda para mi hijo

Ingresar un Comentario