De la Negación a la Responsabilidad, al Cambio

El inicio de un proceso de cambio en nuestras vidas requiere una evolución en nuestra forma de ver, pensar y sentir en relación a nuestras circunstancias. La mente busca brindarnos protección, en muchas de las veces inadecuada. Nos presenta una perspectiva de los eventos, la cual nos puede llevar a la falta de acción, de lo cual puede resultar un agravamiento de las situaciones vividas.

La falta de conocimiento, el miedo, la culpa, entre otros, son factores que predisponen esta actitud. Los modelos familiares para el afrontamiento de las dificultades, los rasgos de personalidad, así como el reconocimiento de las capacidades influyen en el manejo de los problemas, sean estos: salud, familia o economía, por mencionar algunos. Otro elemento de influencia son las experiencias pasadas ante situaciones de esta naturaleza.

Es importante validar los temores y las preocupaciones, pues algún mensaje nos pueden ofrecer, sin embargo, al brindar apoyo y orientación necesitamos confrontar, hacer ver aquella parte que no es visible aún y permitir la expresión de los pensamientos y emociones subyacentes.

Al mismo tiempo brindando un acompañamiento empático, pero proactivo, donde cada uno de los pasos lleve a la responsabilidad, ya que es la forma de llegar al cambio verdadero. Ser responsables nos permite tomar el control, nos da la oportunidad de observar el fruto de nuestras acciones, evaluar nuestras decisiones y fortalecer el sentido de logro, de capacidad personal y crecimiento.

Heráclito refiere en una frase que ha trascendido generaciones y que es base de su filosofía del movilismo: “Lo único constante es el cambio; todo fluye; el mundo es un flujo perenne”. Lo cual nos ubica en la perspectiva de la posibilidad del cambio, como un camino abierto, donde enfrentar los retos con responsabilidad y conciencia nos lleva a vivir una vida con mayor plenitud. Reconociendo que las dificultades son parte de la vida diaria, pero de igual manera son una oportunidad de generar nuevas capacidades, de trascender, transformando los problemas en oportunidades y las oportunidades en logros.

Autor: Psic. Alan David Hernández Martínez

Entradas Similares

Diciembre 29, 2016

La Codependencia

Ingresar un Comentario