por-que-fallan-algunos-centros-de-rehabilitacion-para-drogadictos

¿Por qué fallan algunos centros de rehabilitación para drogadictos?

Cuando se tiene a un familiar o a un amigo en un centro de rehabilitación para drogadictos o alcohólicos, es común pensar que al salir nuestro ser querido estará curado al 100%, sin riesgo de sufrir una recaída ni nada similar. Que volverá a ser el mismo de antes.

Lamentablemente muchas veces la realidad es otra, y en algunas ocasiones esto no se debe precisamente a que el centro en sí sea malo, sino a varias razones más.

auto-medLo que sucede en varios casos, de acuerdo a expertos en el tema, es que cuando una persona logra permanecer durante al menos tres meses sin que su cuerpo reciba un gramo de droga o una gota de alcohol, sus niveles de tolerancia a la sustancia en cuestión disminuyen. Lo anterior es especialmente cierto, sobre todo en el caso de las drogas consideradas fuertes, como la heroína.

El problema de esta disminución, es que si la persona llega a reincidir el peligro de sufrir una sobredosis es muy alto, pues lo normal es que se busque consumir la misma dosis de siempre, sólo que ahora el cuerpo la recibirá de muy mala manera (incluso mortal).

Algo que debemos tomar en cuenta es que la recaída puede presentarse en cualquier momento; puede darse tan pronto como inmediatamente después de salir, o inclusive tras años de abstinencia. A pesar de esto, las primeras semanas tanto de haber ingresado a un centro de rehabilitación como de salir de él son las más complicadas para el drogadicto, pues es en este período cuando vive una verdadera lucha interna en busca de mantenerse limpio.

auto-burbujaAdemás, una vez que el adicto ha salido del centro, reincorporarse a sus hábitos y con sus viejos amigos es algo muy complicado, sobre todo porque ha dejado la “burbuja” (el centro) que lo protegía de las tentaciones. Es aquí cuando inicia la verdadera prueba.

Hablando brevemente sobre las técnicas usadas en los centros de rehabilitación para drogadictos, aunque estas pueden ser variadas la realidad es que pueden englobarse en dos grandes opciones: los que buscan la abstinencia, y los que optan por medicar a los pacientes ya sea con metadona o suboxone como una alternativa a las drogas ilícitas.

¿Qué método es mejor? Ambas opciones tienen sus puntos a favor y en contra, y al final del día no son sólo el centro de rehabilitación y la técnica utilizada los responsables del éxito, sino también de varios factores como la propia voluntad del paciente, así como el apoyo que se tenga de parte de familiares y amigos. Los centros de rehabilitación funcionan, pero es un trabajo de equipo donde todos deben poner su granito de arena.

Entradas Similares

Diciembre 29, 2016

La Codependencia

Ingresar un Comentario