Como dejar de ser víctima (Parte 2)

Decimos que la víctima ha perdido el control o más bien no cree en él, la clave reside en la responsabilidad que esta persona tome de las situaciones en su vida, es extraño el ser totalmente responsable, pero es una posibilidad que provee seguridad y mejora la calidad de vida de una persona. Hay áreas de nuestra vida en las cuales tenemos que ser responsables y demostrar la capacidad que tenemos como seres humanos, son seis áreas donde al ser responsables, nuestra calidad de vida podrá mejorar de manera significativa, son las siguientes:

  1. Éxito: podemos empezar con la frase “me gané lo que tengo y tomo responsabilidad de hacerlo”, esto quiere decir que lo que he logrado hasta el día de hoy, sé que es por mis propio esfuerzo y debo ser consciente y darme el crédito que necesito.
  2. Fracaso: todo aquello que no estoy logrando, que me preocupa, dinero, trabajo y muchas otras cosas, debo estar consciente que al tener estos fracasos es por algo que pude haber hecho, pero no le di la importancia necesaria cuando se debía.
  3. Emociones: recordemos que las emociones no son causadas, las emociones, por más sensible que podamos ser, nosotros mismos las generamos y damos vida a los pensamientos que nos pueden evocar estas emociones “negativas” diseñadas para hacernos daño.
  4. Accidentes: es difícil de entender como nos podemos responsabilizar de nuestros accidentes, como por ejemplo el que hayan entrado a robar a nuestro hogar. Puedo decir “cerré la casa, me aseguré y aun así robaron”, es cierto no puedo controlar lo que sucedió, pero me hago responsable al controlar como reacciono yo.
  5. Circunstancias: muchas personas llegan a culpar a esta área en específico, buscando responsabilizar a la familia, los amigos, la sociedad, el dinero, la economía, etc. Pero la realidad al final del día es que a pesar de todas las circunstancias, es más el hábito de tener que buscar a un culpable, en lugar de ver que es lo que uno puede haber hecho o va a hacer con sus reacciones.
  6. Relaciones: esta es otra área donde siempre culpamos a la otra persona de las fallas, nosotros somos responsables de nuestras emociones y como llevamos las relaciones, toleraremos lo que decidimos e imponemos límites si es necesario, tal vez no las otras personas, pero por eso nos responsabilizamos de las relaciones.

Cubre estas áreas de responsabilidad y estarás bien, habrá un crecimiento natural que llegará a un punto neutro, sin embargo no lo dejes decaer, ya que después de haber logrado estos hábitos nos congelamos, dependerá de nuestra responsabilidad el mantenerlos.

Autor: Lic. En Psicología Christian A. Herrera C.

Entradas Similares

Diciembre 29, 2016

La Codependencia

Ingresar un Comentario