como-identificar-clinicas-de-recuperacion-de-drogas-patito

¿Cómo Identificar Clínicas de Recuperación de Drogas “Patito”?

Las adicciones son un serio problema de salud pública que no parece disminuir. Lamentablemente, con un “mercado” tan grande como lo son las personas adictas, la aparición de clínicas de recuperación de drogas “patito” no ha hecho otra cosa sino aumentar.

Desde luego este tipo de lugares, los cuales suelen ser instalados en domicilios particulares y carecen de condiciones mínimas de seguridad, higiene, atención médica y el seguimiento clínico necesario, carecen de toda certificación que garantice el cumplimiento de ciertas normas de calidad.

Pero eso no es el mayor problema, sino que además de evidentemente no terminar por recuperar al paciente, podrían acabar perjudicando al adicto al grado de acabar por completo con sus esperanzas, y las de sus familiares, de lograr una recuperación.

Pero, ¿cómo hacer para identificar una clínica buena de una que seguramente no lo es?

Para hacerlo, hay que verificar al menos tres aspectos:

capacitados-en-el-tratamiento-de-personas-con-adiccionesEn primer lugar, los permisos. Antes de siquiera conocer a fondo las instalaciones de cualquier clínica de recuperación de drogas, es responsabilidad de la familia del adicto preguntar al personal del lugar si éste cuenta con los permisos necesarios para operar.

Para ello, es importante documentarse previamente sobre cuáles son dichos permisos (como por ejemplo los permisos de operación, sanitarios, etc.), para posteriormente exigirlos. Si la clínica no cuenta con ellos, seguramente no debería estar operando.

En segundo lugar, el personal. Tanto los médicos como los enfermeros, deben estar capacitados en el tratamiento de personas con adicciones. No basta con ser un médico general, pues no es lo mismo tratar con una persona en sus cinco sentidos, que con alguien que no lo está debido a su adicción a alguna sustancia.

De igual forma, el personal administrativo debe tener conocimientos básicos de cómo tratar con los pacientes, para saber cómo actuar en caso de que se presente alguna situación extraordinaria.

Como tercer y último punto, las instalaciones. Una casa o un local pequeño, difícilmente podrá ser suficiente para considerarse como una clínica de recuperación de drogas. Para llevar a cabo un trabajo profesional, se necesita de instalaciones apropiadas, incluyendo áreas de descanso, para convivir, comedores, etc.

Entradas Similares

Diciembre 29, 2016

La Codependencia