como-ayudar-a-un-hermano-drogadicto

¿Cómo ayudar a un Hermano Drogadicto?

Hay quienes de manera equivocada piensan, a la distancia, que la única persona que sufre con una adicción es el propio adicto; sus familiares saben que no es así. Toda la familia sufre. Padres, hijos, hermanos, todos.

Lo más complicado cuando una persona tiene una grave enfermedad como lo es la adicción a una droga,  es ver cómo la familia trata de hacerle entender que necesita ser ayudado y que ellos mismos quieren extenderle la mano y auxiliarlo, pero el adicto no lo ve así. Algunos buscan ayuda sólo hasta que el problema ha avanzado ya demasiado, hasta el punto en que se ven involucrados en un fuerte problema, principalmente legal o de salud. Sólo entonces es cuando, o aceptan ayuda, o son obligados al tratamiento.

haciendole-ver-que-no-esta--solo-con-esta-enfermedadPoniéndonos en el lugar un hermano, y en cómo ayudar a un hermano drogadicto, la respuesta es fácil de decir, pero puede ser complicada de llevar a cabo: sirviendo siempre de apoyo para el adicto.

Pero con servir de apoyo no significa que aliente al drogadicto a seguir consumiendo o peor aún, que sea quien le consiga la sustancia en cuestión, no. Servir de apoyo en el sentido de estar junto a él, saber qué le sucede exactamente, por qué lo hace y cómo fue que inició con su adicción. Haciéndole ver que no está sólo con esta enfermedad, y no tiene por qué afrontarla sólo. Para eso están sus seres queridos, como sus padres y desde luego su hermano.

Normalmente resultará complicado para el hijo hablar con sus padres al respecto, pero es justo ahí cuando más cobra importancia saber cómo ayudar a un hermano drogadicto. El hermano puede cumplir una función de “intermediario” entre los papás y el hijo. Todos quieren ayudar a la persona enferma, pero es normal sentirse “intimidado” o rechazar la ayuda de los padres, sobre todo hablando de un adolescente. Es ahí cuando el hermano puede ser pieza clave.

De igual manera es importante recordar que tanto la pareja, los padres y los hermanos, terminan por ser codependienets del adicto, por lo que se recomienda acudir a grupos de codependencia, en donde se les apoyará y se les hará ver que sí, está bien que ayuden a su ser querido, pero no tienen por qué sentirse culpables de la situación ni dejar de vivir sus vidas.

Entradas Similares

Diciembre 26, 2016

Trastornos duales